Beyoncé cuenta para una revista el cambio físico que ha sufrido su cuerpo tras su último embarazo

Enlace patrocinado

Hace ya un año que Beyoncé dio a luz a sus gemelos, Rumi y Sir, pero no ha sido hasta ahora cuando se ha sincerado sobre su embarazo y todo lo que supuso para su cuerpo. La revista Vogue ha sido la afortunada en conseguir las declaraciones, pero hoy te contamos lo más importante.

Beyoncé se sincera sobre su embarazo

El embarazo de Beyoncé no fue tan sencillo como muchos se creen, de hecho sufrió varias complicaciones que ahora la propia cantante ha confesado en una entrevista para Vogue.

A post shared by Beyoncé (@beyonce) on

Enlace patrocinado

“Pesaba 99 kilos el día que di a luz a Rumi y Sir. Estaba hinchada por la preeclampsia y había estado sin moverme de la cama durante más de un mes”, admite Beyoncé antes de explicar que no fue un parto natural por los riesgos que corrían ambos bebés: “Mi salud y mis hijos estaban en peligro y por eso me tuvieron que practicar una cesárea de urgencia”

Además, también ha querido realzar el cuerpo que se le ha quedado en la actualidad y con el que no tiene ningún problema, es más lo luce que da gusto en sus conciertos.

 

“Hasta ahora, mis brazos, mis hombros, mis pechos y mis muslos son más grandes. Tengo una pequeña tripa de madre, y no tengo ninguna prisa en librarme de ella porque creo que es muy real”.

Beyoncé no ha sido de esas famosas que se han recuperado milagrosamente del embarazo y presume de ello para intentar hacernos creer que por una vez es como cualquiera de los mortales.

Enlace patrocinado

A post shared by Beyoncé (@beyonce) on

La cantante se ha encargado de que todos sepan que su chico, Jay Z, ha sido una gran apoyo para ella durante todo este tiempo y ahora sólo quieren disfrutar con sus hijos sin prisas ni presiones mediáticas.

¿Qué te ha parecido la confesión de Beyoncé? ¿Crees que tiene razón?

¡Comparte con todos tus amigos la confesión de Beyoncé tras su embarazo!

Fuente Vogue
Enlace patrocinado