La Kim Kardashian de First Dates se lleva la decepción de su vida al encontrarse con una cita diferente a lo que pidió

Enlace patrocinado

No es una influencer como lo son las verdaderas Kardashian, pero lo intenta. Cristina acudió al restaurante del amor de Carlos Sobera en busca de un malote que le diera candela en la cama, pero se topó con un chico demasiado diferente. A él sí le gustó.

“Me imagino al típico tío que, me cago en Dios, me coge y me empotra”

Así fantaseó momentos antes de postrarse en la barra del bar de First Dates a la espera de su macho alfa empotrador a quien iba buscando. La de Zaragoza tiene 23 y el chico gallego con el que terminó cenando, también. Así es finalmente el soltero con el que cenó Cristina.

First Dates, Cuatro

No es cachas pero tampoco un ‘chichiribaile’, que como diría algún cordobés se dice de aquel que está esquelético. Carlos es modelo y llevó las pruebas de la belleza que saltan a simple vista en cualquier plano de cámara por el que se cruce. Pero la belleza no lo es todo.

Enlace patrocinado

Me imagino al típico tío que, me cago en dios, me coge y me empotra contra la pared. ¿Sabes lo que te digo?”, empezó exigiendo la zaragozana. Una premisa que no se cumplió cuando se puso a cenar con el gallego: “Me lo esperaba más corpulento, espalda ancha…”, dijo tras la cámara.

First Dates, Cuatro

“Es un bombonazo de niña. Me he llevado muy buena impresión”, dijo sin embargo el de Pontevedra con la sonrisa en la cara. Y es que a él tampoco le funcionaron las declaraciones previas a la cita donde aseguró que “los feos nunca ligan”, ya que Cristina, de alguna manera, lo rechazó siendo tan guapo como dice ser. 

¿Se sacará tantos selfies nuestra Kim nacional como la verdadera?

¿Qué te atrae más de las personas su físico, su cara o su personalidad?

¡Compártelo con todos tus amigos y seguidores y visita @salseoRevista para enterarte del lío entre famosos!

Fuente e imágenes: Cuatro
Enlace patrocinado