Charlize Theron comparte la transformación de su cuerpo al engordar 22 kilos con el que llegó a sufrir depresión

Enlace patrocinado

Los actores se ven en muchas ocasiones obligados a realizar transformaciones físicas muy drásticas para poder dar vida a personajes de películas o series. Por ejemplo, ya vimos el increíble cambio de Mario Casas, el cual engordó mucho para una película y adelgazó mucho para otra en cuestión de meses. Pero este no ha sido el último cambio. Esta vez le ha tocado a Charlize Theron.

La actriz ha tenido que engordar 22 kilos para protagonizar el personaje de Marlo de su próximo trabajo titulado “Tully”. Marlo es una madre de tres hijos, uno de ellos recién nacido. Charlize Theron explica que quería sentir lo mismo que sentía esa mujer y afirma que fue la mejor forma de acercarse a ella y entender su estado mental.

Enlace patrocinado

Perder peso no fue fácil

El proceso para engordar fue duro, pero Charlize Theron cuenta que adelgazar fue mucho peor. No consiguió alcanzar su peso habitual hasta después de un año y medio y el camino fue muy difícil. De hecho, pensaba que no lo lograría. Incluso llega a compararlo con su transformación para la película Monster.

Tully

“Llegué a estar preocupada sobre si lograría volver a mi peso. Cuando engordé para la película ‘Monster’ perdí peso con mucha facilidad, solo tuve que dejar de picotear entre horas durante una semana y listo. Pero claro, tu cuerpo no es igual con 27 que con 43,” cuenta la actriz.

Enlace patrocinado

Engordar le provocó una depresión

Sin embargo, el proceso para adelgazar no fue lo peor. El problema más grande está en que la actriz asegura que la comida basura que tenía que ingerir a todas horas la llevó a sufrir depresión.

“Ha sido toda una sorpresa para mí porque he estado bastante deprimida y creo que en gran parte ha sido por la dieta que seguía. Por primera vez en mi vida he estado tomando mucha comida procesada y bebiendo refrescos con azúcar,” confiesa la actriz.

Enlace patrocinado

Aunque reconoce que los primeros días en los que estás aumentando de peso son muy divertidos porque te sientes como un niño en una tienda de chuches, lo cierto es que al final se acaba convirtiendo en un trabajo.

La actriz se ponía la alarma a las dos de la mañana para despertarse y comerse un plato de macarrones con queso que tenía en la mesita de noche, algo que no disfrutaba. Simplemente se tragaba la comida por obligación. Tal fue el cambio que sus hijos llegaron a pensar que estaba embarazada.

¿Qué te ha parecido la historia? ¿Realizarías esta transformación si fuese necesario para rodar tu futuro papel en el cine? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Compártelo con todos tus amigos y familiares para que vean la increíble transformación de Charlize Theron!

Fuente: Entertainment TonightImagen de portada: Instagram
Enlace patrocinado